Author`s name Pravda.ru

Amuestra Internacional

La muestra se celebra en la sala de Exposiciones Cegonyer, el Patio del Palacio Montcada, la Casa de Juventud, la sala de exposiciones de la Casa Cabrera y diversos espacios comerciales que colaboran.

Participan los artistas italianos Cossimo Allera, Leonardo Cumbo, Luigi Di Guglielmo, Paolo Pompei, Luigi Rainone , Giuseppe Rubicco, Giuseppe Strano Spitu y los españoles Serafina Balach& Gerardo García, José Casamayor, Miguel Ángel Gil Andaluz, Raúl Herrero, Ángela Ibáñez y Débora Quelle. Todos con el común denominador de haber trabajado y dejado su obra en Calitri (Avelino) gracias al proyecto de la Asociación Nicúra

La muestra, plural y variada, va desde instalaciones y esculturas hasta la cerámica y la pintura; coordinada por Ángela Ibáñez, surge como reconocimiento a la generosidad, tanto de los artistas como de los organizadores que han trabajado POR AMOR AL ARTE. Y en agradecimiento al propio pueblo de Calitri el encuentro con esta ciudad de Fraga que también apoya y difunde de manera generosa la labor de tantos artistas.

Calitri, por amor al arte

Un punto de encuentro y una pasión común: el arte.

Un pequeño pueblo italiano del sur, Calitri, colgado en una colina que cae en cascada blanca sobre los valles. La Asociación Nicúra, un grupo valiente y arriesgado que apuesta por integrar y mantener las tradiciones, tan arraigadas en su tierra, con la innovación y creación artística.

Recuperar y avanzar.

Un grupo de artistas italianos y españoles, Allera, Balach&García, Casamayor, Cumbo, Di Guglielmo, Gil Andaluz, Herrero, Ibáñez, Pompei, Quelle, Rainone, Rubicco, Strano que han realizado sus obras, in situ, en un taller abierto (todo el pueblo ha colaborado) en el espacio y en la experimentación.

El volumen en sus diferentes formas y materias: madera, cerámica, acero, vidrio, resina, piedra.... La imagen, la palabra, la poesía brotando por todos los rincones con un común denominador, en los organizadores y en los participantes; su generosidad, su manifiesto amor al arte.

Trabajar sintiéndose en casa, porque el arte que no entiende de fronteras, ni de idiomas, nos acoge y nos concilia, con nosotros mismos y con el mundo. Y la obra que queda, que permanece poblando el espacio que la genera y le da sentido, en el lugar de origen. Quedan expuestas al aire libre y son un reflejo calidoscópico de los artistas que han trabajado en Calitri.

La Ciudad de Fraga, que también apuesta por el arte y la cultura, acoge a los artistas y a esta iniciativa surgida en Calitri y que hermana, de alguna manera, ambos aspectos creativos.

Ángela Ibáñez