Author`s name Timothy Bancroft-Hinchey

Colômbia: Denúncia Pública

Colômbia não está livre nem independente, nem tem autonomia nem auto-determinação enquanto a classe dirigente está subordinada às ordens dos EUA.

Desde hace ya 10 años, la Red juvenil ha venido manifestado su inconformidad ante la celebración del 20 de Julio, una fecha de supuesta independencia que no corresponde con la realidad, ya que liberarnos del yugo español, no significó construir nuestra autonomía y autodeterminación como pueblo y mucho menos que hoy, pudiéramos a causa de esa supuesta independencia tener una vida mas digna y justa, por el contrario, nos encontramos en una guerra interminable y bajo el dominio de una potencia como Estados Unidos a la cual la clase dirigente de este país está subordinada.

Durante el tradicional acto de conmemoración por parte del Ejército, el pasado 20 de julio, adelantamos una acción directa noviolenta, por medio de la cual manifestamos nuestra inconformidad y diferencias ante todo este despliegue militar. En el desarrollo de dicha acción fuimos además de grabados en videos y fotografiados, golpeados por agentes de la Policía Metropolitana y personas vestidas de civil que no portaban ningún tipo de identificación visible, quienes en diferentes momentos nos abordaron y nos dijeron que nos tenían identificados y que sabían bien que éramos de esa "famosa Red Juvenil".

Además lamentamos que los medios de comunicación presentes como teleantioquia quienes reivindican la No-violencia no tengan la suficiente autonomía para informar imparcialmente sobre actos como estos y estén siendo cómplices de la tergiversación de la realidad, pese a que la noticia se publico pero en ningún momento se hicieron manifiestas las agresiones y la lectura de nuestra versión como fuente de información que le diera sustento a la nota.

Como consecuencia de haber realizado la acción de boicot el 20 de julio, un miembro de nuestra organización fue víctima de persecución y hostigamiento por parte de las fuerzas militares, en hecho que a continuación denunciamos:


En la noche del pasado jueves 3 de agosto mientras un activista de la Red juvenil se encontraba caminando por la Carrera 45 en Manrique, atendiendo a la invitación escuchada por la ciudad en el marco de la feria de las flores, específicamente en el tablado que en este sector se encontraba, en donde habían grupos de música y especialmente el espectacular concierto de Henry Fiol, fue abordado por un militar cuyo cargo no se especifica por llevar un chaleco antibalas sin identificación sobre su uniforme, quien procedió a retenerlo, así como también a su acompañante, argumentando verificar unos datos que le habían sido solicitados por su responsable directo.

El militar se comunico por radio-teléfono preguntando: "¿aquí los tengo que hacemos con ellos, se los paso a los primos?" Obteniendo esta respuesta: "Usted verá que hace con ellos." El militar sostuvo que la retención se debía a que nos habían reconocido como participantes de la "guachafita" efectuada por unos jóvenes irrespetuosos el pasado 20 de julio, atentado contra la honra de la institución militar. "Esas cosas no se hacen, eso de andar mostrando cartelitos por ahí en la calle y gritando, no tiene porque ser así, nosotros defendiéndolos y arriesgando la vida y sacan esos letreros que con una bala se alimenta una persona y yo no se que mas cosas, que no deberían decir", sostuvo el uniformado. A lo que se respondió inmediatamente: ¿por qué nos retienen? Tenemos algún cargo en nuestra contra, explíquenos por favor cual es el motivo de la detención pues las personas que organizaron esa acción son una entidad legal y pública.

El militar respondió que no podíamos estar en ese lugar ni en ningún espacio público.

Colômbia: Denúncia Pública
Colômbia: Denúncia Pública
Porque si eso habíamos hecho ese día que podía esperarse con tanta multitud y que además estábamos vetados en todo el país con fotografías y archivos de seguimiento que por ende ya estábamos advertidos. En ese momento se detuvo una camioneta blanca con vidrios polarizados con un militar al volante que al parecer era quien había dado la orden para la retención, llamó a mi acompañante a quien le dijo: "¿Usted era unita de esas no? Yo la ví yo sé quien es usted" y prosiguió. Inmediatamente le dijimos al militar, que sabíamos que lo habían mandado, que ahí tenía nuestra identificación para averiguar lo que quisiera, pero necesitábamos también la de él y la de quien había ordenado la retención, respondió que él se llama JOSÉ CARLOS VALENZUELA y que no conocía los datos de ese otro militar que aunque tenia mayor rango eran de batallones diferentes.

Durante la conversación sostuvimos que nuestra estadía en el Parque Bolívar donde se desarrollo la acción del 20 de julio, no requería permiso de nadie y que haríamos nuestras averiguaciones al respecto, pues es preocupante la situación cuando un Institución Militar hace llamados de atención de manera personalizada a civiles transeúntes, además de la manera y con los términos en que se realizo, poniendo en juicio la libertad de expresión, mas aún si tenemos en cuenta que nos encontrábamos realizando un registro audiovisual de ambas actividades, tanto la del 20 como la del tablado.

De lo sucedido, nos quedan estos interrogantes: ¿De quién nos defienden? ¿Cuántos soldados saben que es lo que defienden? ¿Si van a matar y a ser muertos en contra de su voluntad porqué esta sociedad no da otras opciones que la guerra? ¿Cómo no vamos a poder manifestarnos a través de acciones civiles noviolentas para decir que requerimos urgentemente que la plata que nosotros pagamos con nuestros impuestos se destine para otra cosa que no sea guerra? ¿Cómo no va a ser más importante la vida, la salud, la educación, la alimentación que la guerra?


De acuerdo a este lamentable hecho, es evidente que nuestra organización RED JUVENIL DE MEDELLÍN y todos sus integrantes estamos corriendo un alto riego de ser víctimas de la represión estatal. En ese sentido hacemos responsables de cualquier acto que atente contra la integridad física de los miembros de nuestra organización o de la estabilidad de la misma al Ejército Nacional, en cabeza del presidente Álvaro Uribe Vélez, a la Policía Metropolitana y al alcalde de la ciudad de Medellín Sergio Fajardo Valderrama.

Les solicitamos enviar cartas de apoyo, a las direcciones que adelante relacionamos, donde manifiesten el conocimiento que tienen del trabajo que hemos realizado y solidaridad con esta denuncia.

Red Juvenil de Medellín

Sergio Fajardo

Alcalde de Medellín

Teléfono: 3 85 55 55

Fax: 3 81 20 81

Dirección: Clle 44 # 52-165

Jorge Iban Mejía Martínez

Secretario de Gobierno

Teléfono: 2622014

Dirección: Clle 42b Nro. 52-106

Procuraduría Provincial de Valle de Aburrá

Teléfonos: 5124884 5124887

Dirección: Cra. 56A 49A-30 Edif. Cosmos

Gobernación Antioquia

Aníbal Gaviria

Gobernador

Dirección: Clle 42b Nro. 52-106

Personería de Medellín

Jairo Herran

Personero

Teléfonos: 3 84 99 99

Dirección: clle 44 # 52-165

General

Roberto Pico Hernández

Comandante IV Brigada

Teléfono: 2 30 98 00

Fax: 2 30 98 00 solicitar comunicación con secretaria de comandancia extensión 104-105

General:

Orlando Páez Barón

Comandante de la policía metropolitana

Teléfono: 2 51 17 00 se solicita línea para fax

Subscrever Pravda Telegram channel, Facebook, Twitter