Pravda.ru

Mundo

Afeganistão: Latino-Americanos serão carne para canhão

19.11.2007
 
Pages: 12

Ante la negativa de los aliados de Europa a elevar el número de tropas y que pasen de operaciones militares “humanitarias” a operaciones militares directas, Estados Unidos se ve en la necesidad de presionar a los gobiernos latinoamericanos para que manden tropas a Afganistán, para que satisfagan las necesidades de reemplazar la carne de cañón y que mueran en reemplazo, también, de las preciosas vidas norteamericanas y europeas.

La carne de cañón latinoamericana, de llegar a utilizarse, se encargaría de actividades de alto riesgo y de trabajos que ya no quieren hacer los norteamericanos y europeos: reprimir las actividades del pueblo de Afganistán que lucha para expulsar de su territorio a las tropas extranjeras, combatir directamente a los soldados y militantes de Al Qaeda y a los terroristas.

Las tropas latinoamericanas servirían para realizar trabajos de neutralización y desactivación de todo tipo de explosivos y minas terrestres antipersonales y antitanques y, naturalmente, para que participen en operaciones militares especiales en las montañas afganas y paquistaníes y, sobretodo, para que abastezcan las operaciones militares nocturnas en las ciudades dominadas por los talibán. Así, los soldados latinoamericanos que podrían ir en viaje hacia una guerra imperial ajena, si no son aniquilados en combate, de todas formas sufrirían horripilante muerte por infinidad de cánceres o por sobre exposición a materias radiactivas.

Analistas y expertos de Estados Unidos, Europa, Asia y América Latina, de diferente tendencia ideológica, coinciden en afirmar que Estados Unidos perdió la Guerra en Irak y en Afganistán. En las dos invasiones el imperio partió de falsas acusaciones e hizo uso del engaño y la mentira para justificar las agresiones militares, y Bush y sus halcones mintieron a los gobiernos aliados sobre supuestas ventajas económicas que obtendrían de la guerra; pero en lugar de ganancias, los países que mandaron a sus soldados a participar en la guerra sucia de Estados Unidos, sólo cosecharon pérdidas de valiosas vidas humanas, ataques terroristas que causaron la muerte de decenas de inocentes, secuestros que, generalmente, terminan en la muerte del secuestrado y profundas heridas de guerra que permanecerán abiertas por muchos años.

Según los guerreristas norteamericanos que no quieren más muertos propios, los soldados hispanos que podrían ser argentinos, colombianos, chilenos o peruanos se encargarían de los trabajitos de alto riesgo que, para eso están los ciudadanos y soldados de los países subdesarrollados, considerados seres inferiores o de segunda clase.

Los Estados Unidos de Bush, no tienen la suficiente confianza en la cooperación de gobiernos latinoamericanos para que envíen a sus soldados a Afganistán.

Lástima para el imperio que los gobiernos de Argentina, Ecuador y Chile no sigan en la etapa de sumisión y ciega obediencia a los dictados del imperio, por tanto, el Pentágono no contará con esos “refuerzos” para carne de cañón y mucho menos cuando los pueblos y gobiernos tienen conciencia que el envío de tropas, inevitablemente, sembrará descontentos con funestas consecuencias políticas y con el incremento de inútiles tensiones internas y externas de las que no se excluyen las que pueden ser provocadas por las actividades agresivas del fundamentalismo y por el terrorismo internacional que no respeta misiones diplomáticas, empresas y compañías latinoamericanas en territorio nacional o en cualquier país del mundo.

Los gobiernos que querrían enviar a sus militares a la infame e impopular guerra imperial en contra de Afganistán, Irak, o Irán, deberían pensar más de una vez, antes de dar tan fatal paso que a Bush no le importa, pero si a nuestras patrias.

Tribunal Dignidad, Soberanía y Paz Contra la Guerra


Agrupa a intelectuales y representantes de organizaciones sociales del Ecuador y se formó en el teatro Universitario de Quito al inicio de la última invasión estadounidense e inglesa a Iraq. IMPORTANTE: Para el Tribunal Dignidad, Soberanía y Paz contra la Guerra, serán muy valiosos sus comentarios y opiniones sobre este documento. Mail: tribunalpazecuador@yahoo.com

www.altercom.org/article153048.html

Pages: 12

Loading. Please wait...

Fotos popular