Pravda.ru

Notícias » Mundo


Carlos Gaviria

24.04.2010 | Fonte de informações:

Pravda.ru

 
Pages: 12

Semana.com: En sus últimas intervenciones, usted ha cuestionado al candidato del Partido Verde, Antanas Mockus, y su ascenso en las encuestas. ¿En qué se diferencian las propuestas de Mockus al programa del Polo?

C.G.D.: Mis críticas han sido a las propuestas políticas del candidato Antanas, pero de ninguna manera tengo la mínima resistencia personal frente al candidato, a quien aprecio mucho.

Mis críticas son: en primer lugar, no se conoce un proyecto social de Antanas Mockus. En segundo lugar, me parece que se está produciendo un hecho grave para una democracia: se está construyendo un mito en torno a la figura de Mockus. La gente no parece escuchar sus respuestas, sino que parece sorda frente a temas a los cuales debería estar atenta.

Semana.com: Por ejemplo…

C.G.D.: Le cito dos casos: en el primer debate le preguntaron a Mockus qué pensaba del uso de bases militares en Colombia por soldados estadounidenses. Mockus dijo que le parecía muy bien porque de esa manera no tendríamos que entrar en la carrera armamentística. Eso hay que leerlo así: “Como tenemos un Gobierno extranjero que nos defiende, entonces no tenemos que entrar en la carrera armamentística”. Yo no me explico cómo una persona con la ética de Mockus y que además tiene fama de filósofo, da una respuesta absolutamente pragmática. ¡Cómo pasa por alto la soberanía del Estado, que es la dignidad del Estado! No me cabe en la cabeza que al doctor Antanas no le importe.

En el segundo debate dijo algo que a mí me parece sumamente preocupante. Cuando le preguntaron cuál fue su opinión sobre el bombardeo al campamento de Raúl Reyes en Ecuador, dijo que no la recordaba. A mí me parece eso completamente inexplicable e inaceptable. Está bien que una persona olvide un nombre, una fecha, una circunstancia, pero que olvide cuál era su opinión sobre un episodio tan importante, no me cabe en la cabeza. Uno tiene algunos principios que le indican si un hecho es condenable o plausible. Pero además, el doctor Antanas dijo: “Por fortuna no me hicieron muchas entrevistas en ese tiempo”. ¿Por qué el doctor Mockus hizo este agregado? Yo creo que uno puede hacer una conjetura: porque le da temor que la opinión que ahora expresa no coincida con la que expresó en ese momento.

Semana.com: Es decir, ¿usted cree que le faltó coherencia?

C.G.D: Uno no encubre una incoherencia, uno la supera o la reconoce. Uno dice: “incurrí en una incoherencia”, o “cambié de opinión”. Pero que trate de encubrir una incoherencia me parece que no le queda bien al doctor Antanas, no está a tono con la ética que se predica de él, porque eso es falta de transparencia. Y es precisamente eso lo que le atrae a mucha gente de él.

Semana.com: Usted dijo que se estaba formando un mito. ¿Por qué?

C.G.D: Cuando se crea un mito en torno a una persona, es a la leyenda y no a la persona a la que se remiten todos sus hechos. Como la leyenda que se inventó es impecable, la persona no puede equivocarse. Entonces, no se confrontan sus opiniones, sino que se aceptan sin crítica.

Lo más importante en una sociedad democrática es la conciencia crítica, la conciencia despierta. Durante los ocho años de Gobierno del doctor Uribe, han pasado cosas terribles y a los ciudadanos no pareciera importarles porque han hecho del actual Presidente una suerte de mito. Los falsos positivos no importan, las interceptaciones ilegales a los teléfonos no importan y cosas por el estilo. La creación de un mito implica una cierta anestesia de la opinión y en una democracia es necesario que los planteamientos de los políticos, de los que aspiran a ser gobernantes, se sometan a ese tamiz que es la crítica, la conciencia despierta de la ciudadanía.

Semana.com: Varios integrantes del Polo han calificado de neoliberal a Mockus en sus intervenciones. ¿Es toda una estrategia?

C.G.D.: Claro, hay una distancia grande entre el Polo y él. Nosotros consideramos que es necesario un cambio de modelo económico en Colombia. El actual ha permitido un crecimiento de la riqueza muy significativo, sin que se genere empleo y sin que se reduzca la brecha entre ricos y pobres, que es una de las circunstancias que más han contribuido a generar conflicto en Colombia. De manera que tenemos diferencias.

No basta que se diga que se hace política limpiamente. Eso es un supuesto; la política se debe hacer limpiamente. Pero no hay que evaluar sólo el medio, sino el fin: ¿cuál es el propósito de llegar al poder? Si no hay una propuesta social, como la que tiene el Polo, para crear una sociedad equitativa, pues esa propuesta no puede ser buena, ni siquiera desde el punto de vista ético. Por una razón: la justicia es un segmento de la ética, no es posible alardear de ético pero desentendido de la justicia.

Semana.com: ¿Para usted, entonces, no hay diferencia entre Mockus y Santos?

C.G.D.: Sin duda entre ellos hay diferencias. Pero hay una gran coincidencia y es que tienen propuestas que tienden a dejar el statu quo sin cambios significativos.

Semana.com: ¿En las propuestas de los otros candidatos encuentra alguna parecida a la del Polo, o la de ustedes es la única que plantea reformas profundas?

 
Pages: 12
10094