Pravda.ru

Mundo

Fidel, a ciência e a consciência

28.12.2006
 
Pages: 12


"La ciencia de hoy parece estar atrapada en un fuego cruzado entre dos visiones opuestas del mundo. Por una parte, la ciencia es la principal herramienta de la ideología que actualmente dirige la economía mundial denominada sistema de libre mercado, orientada al crecimiento continuo y la búsqueda de riqueza individual. Por otra, la ciencia está llamada, de manera creciente, a producir conocimiento y tecnología que promueva la sustentabilidad ambiental, el desarrollo orientado hacia los pueblos y el manejo a largo plazo de los recursos".


La ciencia cubana, en cambio, guiada certeramente por el pensamiento y la obra de Fidel, ha seguido un rumbo firme y persistente en sus propósitos. A la altura de 1981, el Comandante en Jefe había precisado el horizonte metodológico, y también ético, que sirven de referencia a nuestra ciencia:


"Para tener acceso a la producción moderna y dominar las tecnologías avanzadas es imprescindible instruir a los hombres y mujeres que los van a manejar, formarlos para el mayor conocimiento de sus especialidades y dotarlos de una conciencia patriótica e internacionalista que permita realizar tanto los proyectos económicos y sociales propios como contribuir al desarrollo de la parte más urgida y que sufre en peor grado las consecuencias del pasado colonial".


Para el ideario revolucionario, ciencia y conciencia son tan inseparables como los polos de un imán. La consagrada dedicación de los científicos y su elevada ética apuntan hacia realizaciones cada vez más altas.

Cuando sobre el horizonte asomaban las negras nubes de lo que hemos llamado el Período Especial, aquella inevitable crisis resultante de la abrupta pérdida de nuestras principales relaciones económicas y comerciales tras el desplome del llamado campo socialista europeo y de la desintegración de la URSS, Fidel reiteró su confianza y optimismo ante los participantes en el Forum Nacional de Ciencia y Técnica, celebrado en 1991:


"Lo que tengamos en el futuro tenemos que crearlo nosotros, tenemos que conquistarlo con nuestros brazos, con nuestro sudor y con nuestra inteligencia. Podemos llegar a hacer mucho y podemos llegar muy lejos, porque tenemos lo que no tienen otros: la cantidad de talento acumulado en nuestra sociedad, la cantidad de inteligencias desarrolladas".


Esas inteligencias con las que el país puede contar hoy son el fruto de la Revolución, de la obra de Fidel.


El autor es Presidente de la Academia de Ciencias de Cuba.

Fuente: Cubarte
Pages: 12

Fotos popular