Pravda.ru

Sociedade » Curiosidades

A hora do Trotskyismo chegou!

08.02.2008
 
Pages: 1234
A hora do Trotskyismo chegou!

Nahuel Moreno tenía razón... La "Hora del Trotskismo" llegó De la mano de la Revolución Política
Nahuel Moreno caracterizó al período abierto con las movilizaciones e insurrecciones de los años 70 contra los estados obreros burocratizados, como el comienzo de la Revolución Política.


Muchos cuadros de la vieja Lit, confundidos por el retroceso producido por la contraofensiva "neoliberal" de los años 90, cuestionaron esa afirmación, ya que fueron impactados por ese proceso, que detuvo parcialmente el avance de la etapa revolucionaria, imponiendo –contradictoriamente- una situación de carácter reaccionario, que se prolongó hasta principios de la década del 2000.


Ya superada esa situación comenzaron a aparecer importantes hechos en la lucha de clases nacional e internacional que confirman las afirmaciones de Moreno, como, por ejemplo, la lucha que derrotó al CPE en Francia o las gigantescas movilizaciones de trabajadores inmigrantes indocumentados en EE.UU., quienes protagonizaron la primer huelga general en la historia de ese país y el surgimiento de un inédito "movimiento de liberación nacional" al interior del propio imperio.


Lo más importante del caso es que el principal protagonista de la lucha de clases volvió a ser el movimiento obrero, que está peleando a brazo partido contra la implementación de los planes de hambre y explotación impuestos por los nuevos gobiernos.


La derrota electoral de Bush fue una expresión distorsionada del avance del movimiento de masas, y así fue tomado por los trabajadores y el pueblo, independientemente de que los demócratas, en sí mismos, no impliquen ningún tipo de progreso.


La combinación entre la crisis política y militar del imperialismo y el accionar ofensivo del proletariado están produciendo un salto en la conciencia del movimiento de masas, avance que se materializa en el poderoso proceso asambleario que recorre el mundo.


Prácticamente no existen huelgas en donde los trabajadores no reclamen o impongan asambleas, tanto para decidir sus medidas de fuerza como para controlar a los dirigentes.
Para comprender la dimensión de este proceso hay que tener en cuenta que la democracia obrera (una de las conquistas fundamentales del proletariado) fue prácticamente liquidada por el accionar del nazi fascismo y por los stalinistas en la década del 30, y que pasaron más de 70 años hasta que volvió a aparecer en la escena.


Tan así es, que aún en la etapa en que los trabajadores realizaron las últimas revoluciones que expropiaron (Este Europeo, China, Cuba e Indochina), las conducciones burocráticas no sólo imponían sus decisiones sin cuestionamientos, sino que se fortalecieron.


Nahuel Moreno especulaba que la Revolución Política podría llegar a tiempo de manera de cambiar el régimen de los estados obreros, que estaban comandados por esas camarillas, transformándolos así en Estados Obreros Revolucionarios.


Sin embargo Moreno se equivocó en el pronóstico, ya que la degeneración de esos estados y la falta de una dirección alternativa, le facilitaron el trabajo a los imperialistas, razón por la cual pudieron montar la gran contraofensiva que restauró el capitalismo y destruyó innumerables conquistas obreras en todo el mundo.


Pero, a pesar del error en el cálculo, Nahuel Moreno acertó en lo más importante, la dinámica del proceso: Si bien la Revolución Política no pudo detener la restauración, terminó colándose al interior de las organizaciones proletarias, recuperando el método perdido de la democracia obrera en casi todo el mundo, imponiendo las asambleas.


"La revolución política en la URSS, pese a su colosal significado, no es más que la parte más dramática e intensa de un proceso también mundial, que no se da sólo en la URSS y su zona de influencia. La ofensiva creciente del movimiento de masas se refleja —y cada vez se irá reflejando más y más— dentro del propio movimiento obrero, en las relaciones entre las organizaciones dirigentes oportunistas y contrarrevolucionarias con el movimiento de masas."


"En este sentido podemos decir que la revolución política —o el nombre que se le quiera dar al proceso mundial de liquidación del dominio de la burocracia sobre el movimiento obrero, incluida la URSS— está íntimamente combinada con la revolución democrático burguesa y obrera, se influencia no sólo geográficamente sino internamente, en cada proceso revolucionario." (Nahuel Moreno, LA REVOLUCIÓN PERMANENTE EN LA POSGUERRA, Crítica al documento de Farrell Dobbs)


La loza burocrática reventó por los aires debido a la combinación mortal que produjeron, por un lado las crisis específicas de las economías planificadas burocráticamente, y por el otro los procesos revolucionarios que explotaron en los países del Este a partir de la década del 70.


Este proceso se aceleró con la crisis económica capitalista, que liquidó las bases materiales sobre las cuales se podrían haber fortalecido los aparatos que reemplazaron a la burocracia estalinista, direcciones que surgieron muy débiles desde su propio origen.

Pages: 1234

Loading. Please wait...

Fotos popular