Pravda.ru

Sociedade » Cultura

O Metro dos séculos

18.12.2006
 
O Metro dos séculos

A Revolução Francesa tentou estabelecer um calendário com dias de dez horas e semanas de dez dias e fracassou, mas triunfou com a imposição, há dois séculos, do Metro, produto do entusiasmo pela unidade e a centralização que a caracterizou.

EL METRO DE DOS SIGLOS

La Revolución Francesa intentó establecer un calendario con días de diez horas y semanas de diez días y fracasó; pero triunfó con la imposición, hace dos siglos, del metro, un producto del entusiasmo por la unidad y la centralización que la caracterizó.

Patricia Vázquez

Uspallata, Mendoza, Argentina (INPA) Por estas cumbres andinas no se dice que el Aconcagua es la cima más alta del continente americano, sino que "...y aquel es el cerro de los 7.000 metros...".

Pero no hay coincidencias, oficiales o pueblerinas, sobre cómo se la calificaba, señalaba o nombraba a esa vecina mole de hielos eternos - que es desafiada a menudo por escaladores de todo el mundo-, hace un poco más de dos siglos, cuando imperaba el Virreinato Español del Río de la Plata.

Al igual que en otras latitudes, el sistema mètrico, apurado por la Revolución Francesa, ayudó a simplificar, a facilitar las mediciones, aunque el ciudadano común quizás no comprenda cómo se hace con el monte Everest, el punto culminante del globo terráqueo, al que, nieves más, nieves menos, le dan 8.850 metros de elevación. El Aconcagua, oficialmente, suma 6.959 metros.

Este método resultó de los arduos trabajos del astrónomo francés Juan Bautista Delambre, que midió el arco del meridiano entre Barcelona (España) y Dunkerke (Francia) para su establecimiento. Lo acompañó en la tarea desarrollada entre 1792 y 1799, el matemático compatriota Pedro Méchain, un destacado descubridor de cometas.

El ´Príncipe de Benevento Carlos Mauricio de Talleyrand-Perigord, presidente de la Asamblea Nacional de Francia, convocó, en 1799, a una conferencia de la que participaron siete países; y con ella, se dio la aprobación final al "invento" de Delambre y Méchain.

¿Què hicieron? Se calculó la longitud total del meridiano y se dio el nombre de "metro" a la -¡atención!-, diezmillonésima parte del cuadrante del mismo. Esta longitud, sirvió de base para todas las demás medidas del sistema de pesos y medidas, que por esta razón se llamó sistema métrico.

Antes de morir, en 1794, Antonio Caritat, Marqués de Condorcet, el filósofo y político francés, consideró la resolución de los revolucionarios, en un país que se jactaba de haber sumado un millar de medidas diferentes, "un don para todos los pueblos y tiempos".

Pero no inmediatamente. Por ejemplo, en el ex Imperio Inglés, sólo a principios de 2000 las autoridades británicas cedieron ante las constantes presiones de la nueva Europa unida y, finalmente, prohibieron el uso del sistema imperial de pesos y medidas, el que fue utilizado durante 800 años. Lo reemplazaron por el sistema métrico decimal. Ahora se debe hablar de kilos, gramos y centímetros, y no de libras, pies y pulgadas.

Pero en los "Pubs" de Londres - ¡algo había que conceder!-, la cerveza se sigue vendiendo en "pintas".

Y en París, donde los "guillotineros" de 1789 impulsaron la creación de decimales, muchas frutas, las botellas de vino, los huevos, etc., siguen cambiando de manos... por docenas.

INPA


Loading. Please wait...

Fotos popular