Pravda.ru

Ciência

Ñandú: Maior ave do mundo em risco

06.03.2007
 
Ñandú: Maior ave do mundo em risco

EL ÑANDÚ

Este avestruz criollo habita en el sur de América desde hace miles de años; subsiste en forma natural, pese a las transformaciones ambientales generadas por el hombre; y hoy es foco de atención por su carne, grasa, cuero, aceite y, por supuesto, plumas.

Por: Mónica Cabezas

Zárate, Buenos Aires, Argentina (INPA) Un joven vendedor de diarios argentino, Juan Carlos Zabala, ganó el maratón en los Juegos Olímpicos de 1932, en Los Ángeles, California, Estados Unidos y, de inmediato, lo apodaron "El ñandú criollo".

Su tiempo, para los exigentes 42 kilómetros, fue de 2.31.36.0, muy bueno para la época. Tras el paréntesis de la Segunda Guerra Mundial, su compatriota Delfo Cabrera, empleó, en 1948, para vencer en la misma prueba, en las Olimpíadas de Londres, 2.34.51.6. Otro corredor legendario de las pampas, otro "ñandú"...

Lo curioso es que hay millones de niños, jóvenes y hasta adultos en este país que jamás vieron un ñandú, el ave corredora conocida como "El Avestruz de América", con un plumaje menos fino y una altura de 1.65 metros. Con las alas desplegadas, posee un gran atractivo. Se alimenta principalmente de alfalfa o mielga común.

El avestruz es el ave más grande que se conoce y, aunque no puede volar, se desplaza con una velocidad extraordinaria.

El ñandú criollo comenzó a ponerse de moda en la Argentina a partir de la crisis socio-económico-financiera en 2001, cuando, en un par de semanas, pasaron cinco presidentes por el gobierno federal. Su carne, que se asemeja a la del avestruz y el emú - género de aves corredoras de Australia que miden hasta dos metros de alto-, aparte del consumo interno, se exporta, principalmente a Europa.

Según diversas fuentes, en la Argentina hay unas cinco docenas de productores controlados por la Asociación de Criadores de Ñandú (ACRIÑA), ya que es una especie protegida, con riesgo de extinción, en un país donde hay una vaca, una oveja y un caballo para cada uno de los casi cuarenta millones de habitantes. El ñandú se faena cuando alcanza los 30 kilos de peso.

En la actualidad, en todo el territorio, las hembras sumarían sólo 3.000, las que ponen un promedio de 30 huevos cada una, entre septiembre y febrero, los que pesan de 500 a 600 gramos y son empollados por los machos.

Se calcula que Europa consume mensualmente unas veinte toneladas de carne de avestruz, donde el kilo cuesta alrededor de doce euros. De manera que la Argentina, con los cuidados y recaudos correspondientes, podría aspirar a contar con ingresos en este campo. Los restaurantes italianos, particularmente, son los que más ofrecen este tipo de carne. El rico Dubai, también está interesado.

Pero la producción en la Argentina se encuentra aún limitada por la falta de escala de los criadores y la escasez de plantas de faena habilitadas, pese a que se abrieron frigoríficos en las provincias de Entre Ríos y Santa Cruz.

INPA


Loading. Please wait...

Fotos popular