Pravda.ru

Notícias » Mundo


Autoridades britânicas temem poder dos iberoamericanos

20.09.2010 | Fonte de informações:

Pravda.ru

 

Muchas autoridades británicas temen el poder de los iberoamericanos”

A fin de conocer las propuestas y la historia de la Alianza Iberoamericana de UK (AIU) y como ésta ha logrado que la minoría luso-hispana ya haya logrado ser reconocida oficialmente en la mayor urbe europea (Londres) es que la periodista española Rocío Ovalle de Noticias Latin America/ The Prisma hizo una entrevista al coordinador de turno de la Alianza. Aquí reproducimos el texto íntegro, cuya versión condensada en inglés ya ha sido publicada y que aparecerá en Minka News.

Rocío Ovalle, LONDRES.- Isaac Bigio es peruano con ascendencia haitiana, familiares colombianos, brasileros, ecuatorianos y argentinos y educación boliviana, y forma parte de la comunidad iberoamericana de Londres, donde empezó a asentarse desde hace 25 años. Sus raíces le siguen definiendo después de haber pasado media vida entre británicos; su lengua continúa determinando el grupo étnico al que pertenece. Su minoría étnica.

A Bigio no le hacen falta preguntas. Formado en la London School of Economics, universidad donde también ensenó Ciencias Políticas y Económicas. Su discurso es organizado, se sabe los datos de memoria y, todavía impregnado del olor de los pupitres y la sensación del estrado, habla como en una clase magistral. Salta de un punto a otro, y cuando regresa al principio ya te ha sabido llevar por el camino de su argumentación. Sus dotes de orador fueron probablemente un punto a su favor cuando la Alianza Iberoamericana de UK (AIU) lo eligió como coordinador hace un año, cuando ésta se creó, según explica, por unanimidad. A través de este movimiento ha luchado para que el conjunto de personas de habla española y portuguesa (y de lenguas nativas de los países que tienen a esos idiomas como oficiales) que viven en Reino Unido se apoyen unos a otros y demanden la regularización, el respeto y el reconocimiento de su comunidad.

¿Qué es una etnia?

Un grupo de personas que se definen dentro de un mismo grupo por su historia, su cultura, sus costumbres o por su lengua.

¿Y quiénes son los iberoamericanos?

Las personas que proceden de Latinoamérica, de la Península Ibérica y de los países de África/Asia que fueron gobernados desde Argentina o Brasil como Angola y Mozambique. Tenemos que verlo desde el foco británico: en cada región una etnia se define por criterios diferentes. Aunque en otros lugares los andinos y los brasileños se quieran diferenciar, aquí en UK, todos pertenecemos al mismo grupo amplio, nos definen los mismos rasgos y tenemos muchos de los mismos problemas.

Los españoles y los portugueses no tenemos los mismos problemas de regularización que los latinos o los africanos, lo cual es una de las tres R que definen su lucha.

Contrario a la opinión popular a ustedes se les puede deportar, aunque eso pasaba con ustedes más frecuentemente hasta 1986 puede volver a pasar, de hecho pasa de vez en cuando aunque sin hacer noticia, si avanzan los que piden reinstalar las visas a los europeos (tal cual es la posición de los partidos que obtuvieron la cuarta parte de los votos en las últimas elecciones europeas en Inglaterra del 2009), pero cuando deportan a su amigo, al cliente de su tienda, o al empleado o colega de su restaurante, sí les afecta, aunque sea de manera indirecta. De todas maneras, no se pueden crear etnias con criterios migratorios. Muchos argentinos, brasileros o ecuatorianos, por ejemplo, tienen pasaporte europeo. Tal vez hay más latinoamericanos con pasaportes europeos en UK que con los portadores de un solo pasaporte sudamericano. Y ustedes los españoles también han sufrido aquí una persecución cultural y han tenido que adaptarse a un sistema legal y cultural muy diferente.

Lo que muestran las deportaciones de gitanos (quienes son ciudadanos de la UE) de Francia es que hasta los nacionales de la UE pueden ser castigados y no olvidemos que una de las mayores poblaciones gitanas de Europa está en España. Tampoco olvidemos que un cuarto de los votos en las últimas elecciones europeas en UK fueron para partidos que poden que se reintroduzca el control inmigratorio a los iberos.

A los iberos les conviene una alianza con los latinos y a los latinos nos interesa poder negociar juntos con las autoridades británicas porque combinados tenemos un fuerte peso numérico y electoral que beneficia a nuestros pedidos para que los sin papeles tengan papeles y que los españoles y portugueses puedan votar, al igual que el grueso de los afro-caribeños y asiáticos, en las elecciones generales. La gran lección de EEUU es que la fuerza del movimiento pro-reforma inmigratoria es que la mayoría hispana que es legal pide que la minoría de su comunidad que es irregular se torne ciudadana. Algo similar debemos lograr en UK.

Pero no todos hablamos la misma lengua.

Los portugueses y los españoles se entienden perfectamente sin necesidad de traductores. Otras minorías reconocidas en Reino Unido proceden de muchos países diferentes y no se entienden entre ellos.

En nuestro caso, son los portugueses más bien quienes tienen que entender español...

Los portugueses siempre se han sentido menospreciados por los españoles y la lengua española, era casi una obligación tener que hablar castellano para comunicarse, quizá por su situación geográfica, tanto en Brasil como en Portugal, rodeados por países de habla española. Pero en UK la primera minoría de latinoamericanos es brasileña. En AIU queremos que se hablen las dos lenguas para que estemos todos integrados en una gran comunidad, porque en este caso la lengua no es una diferencia.

Los hispanoamericanos tienen que entender que en Londres hay un 50% más de personas que hablan portugués que castellano y que los luso-hablantes tienen niveles de desempleo y de bajo rendimiento escolar incluso, en muchas partes, mayores a los de los afro-caribeños.

Además, los brasileros y angolanos tienen graves problemas de inmigración, mientras que los portugueses de UK son, por lejos, los europeos con mayor número de miembros de su comunidad nacidos en el África y llenos de problemas para reunirse con sus familiares y amigos africanos.

¿Por qué excluyen entonces a los caribeños, si la mayoría hablan español?

Cuando decimos caribeños, hablamos de los países de la Commonwealth, y ellos no se sienten parte de nosotros. No quieren pertenecer a nuestra comunidad porque tienen más derechos que nosotros, hablan inglés como lengua materna, pueden votar aquí en todas las elecciones y están reconocidos como minoría en todos los formularios.

Todos los caribeños latinos no hispanos, aparte de Haití, son de las dependencias francesas u holandesas (donde se habla el papiamento, una variante del español y del portugués) y por ende ellos son ciudadanos de la Unión Europea, los mismos que no socializan con nuestra comunidad sino con los franceses u holandeses.

En la llamada ‘comunidad latinoamericana’ de UK hay más españoles que brasileros (pese a ser ellos el mayor país y la mayor comunidad de latinoamericanos) y dentro de los eventos brasileros hay más portugueses o angolanos que hispanoamericanos. Todas las instituciones que atienden a latinoamericanos de habla española y portuguesa también atienden a iberos y africanos de ambos idiomas.

El término “iberoamericano” es bastante ambiguo...

No es un término perfecto, pero de momento es el que mejor se adapta a lo que somos. Antes los latinoamericanos éramos “Españoles de América”.

“Latinoamérica” es un término colonial creado por Francia para invadirnos y que integra a unos 10 países y territorios que son parte de la Unión Europea y cuyos nacionales en UK no se acercan a nuestra comunidad; el término “Iberoamérica” nació en América Latina, después acogimos a España y Portugal y ahora también estamos en proceso de acoger a países africanos. Pero que seamos iberoamericanos no significa que vayamos detrás de los españoles: todo lo contrario. En el G20 están Argentina, Brasil y México, pero no España.

¿Qué tiene que decir ante las acusaciones de que la Alianza menosprecia las culturas aborígenes y sus lenguas, como el quechua o el aimara, al definirse por su uso del español y el portugués?

Tonterías. AIU, nuestro nombre, son las vocales del quechua y aimara y la pronunciación es muy parecida a otra palabra, “ayllu”, que significa “comunidad” en ambas lenguas. Somos muy pro-indígenas, estuvimos entre los primeros en desarrollar el Inti Raymi en Londres, somos los únicos que constantemente celebramos el 300 aniversario de Juan Santos Atahualpa, el único inca que vivió en Londres y que derrotó a los conquistadores. Aquí, sin embargo no conozco a nadie que hable una lengua amerindia y no hable una lengua ibera. Además, en Iberoamérica se reconoce como lenguas oficiales al quechua, aimara, guaraní, maya, gallego, catalán, vasco, etc. En UK lo que tenemos que buscar lo que nos iguala, lo que nos hace parte de una gran comunidad.

Si logramos que se apruebe un mes para homenajear a las culturas iberoamericanas habrá mucha demanda para los artistas y grupos comunitarios que promueven la cultura latina o amerindia y podemos sentar las bases de un festival unitario que rivalice al de Notting Hill.

¿Por qué quieren formar parte de una gran comunidad?

Como miembros de una comunidad pequeña, no tenemos fuerza. En un proceso de negociación, no es lo mismo decir que somos 200.000 personas con muchos irregulares que un millón de personas de los cuales, al menos hay 250,000 votantes -la cantidad de iberoamericanos que se estima que vive en UK, el doble de los caribeños-. Si nos unimos seremos una de las 4 minorías más grande en UK; por separado, los brasileños son, según el último censo, la 50ª comunidad, y después vendríamos los demás.

¿Qué es la AIU?

Es un movimiento social, una alianza de dirigentes de diferentes comunidades y ciudadanos que se reúnen para discutir sobre temas que les afectan. Nos inspiramos en el caso estadounidense, donde hay más de 50 millones de personas reconocidas como hispanos, ejerciendo un peso importante en el país. La Alianza tiene sus precursores hace 6 años con el Frente Latino como intento de dialogar con los políticos. Hemos conseguido grandes victorias como la del Pueblito Paisa, el mayor mercado latino de UK, el mismo que no pudieron demoler bajo sentencia judicial, que sienta además precedente para consultar a las comunidades afectadas en los procesos urbanísticos.

AIU se centra ahora mismo en la campaña por la casilla “iberoamericana” en el censo británico, que está en trámite. ¿Qué pasará si no se consigue o si se aprueba bajo el término “latinoamericanos”, como pide otra campaña?

La AIU no se centra en esa casilla. Ya hemos logrado reconocimiento de parte de las autoridades a nuestra comunidad lo que se plasma en reuniones periódicas con la alcaldía y en que hayamos realizado las mayores asambleas étnicas que el burgomaestre y los dos presidentes de la Asamblea de Londres hayan participado. Una de las razones por las cuales ganamos en el Pueblito Paisa es porque demostramos que nuestra comunidad tiene una presencia en el barrio de Tottenham desde hace medio milenio debido a la gran cantidad de españoles, portugueses y judíos sefaradíes que vivían allí.

Que seguiremos luchando por nuestros derechos. La campaña por el censo es sólo una parte más de nuestra lucha y lo que importa no es el nombre, sino que se reconozca nuestra comunidad. No queremos seguir siendo invisibles o entrar dentro de las casillas de los ‘otros’, sino una casilla autónoma para nuestra comunidad y que dentro de ella se diferencie a hispanoamericanos, brasileños, españoles, portugueses y lusófonos. Cada una de estas 5 comunidades tiene sus propias peculiaridades pero también todas juntas somos un bloque.

El tema está en trámite ¿Cuándo se sabrá si se aprueba?

A nivel de Londres nos han prometido desde Noviembre que ya se ha aprobado. Sin embargo, no sabemos a nivel nacional. Las autoridades británicas tienen miedo de reconocer a la comunidad iberoamericana por la fuerza que podemos tener. Pero nosotros tenemos muchas cosas que ofrecerles, entre otras, una comunidad que habla las 3 lenguas globales: español, portugués e inglés.

Explíquese: ¿entrará en vigor el próximo noviembre o se aprobó en noviembre pasado?

Desde Noviembre 2009 hay el compromiso de abrir una casilla en los formularios étnicos donde se integren a las comunidades latinas e iberoamericanas. Esto es algo que el propio alcalde Boris Johnson reafirmó abiertamente en la primera recepción hecha por City Hall a las comunidades de habla hispana y portuguesa el jueves 2 de septiembre, recepción que es una consecuencia del inicio de gestiones que la Alianza hizo primero mediante foros electorales, luego con asambleas masivas con el alcalde y los presidentes de la asamblea de Londres y finalmente en citas con el vicealcalde.

¿Cree que a la gente le interesa esta cuestión?

Sí, más de 5.000 personas han firmado la campaña y más de 20.000 asistieron a nuestra marcha hecha junto a Citizens. A la gente le interesa estar identificada.

En la vida real nadie se clasifica en cajas aisladas. ¿Qué le parece que en el mundo anglosajón se clasifique a las personas según sus etnias y no como en otros países, donde simplemente son ciudadanos?

Tenemos que adaptarnos al contexto en el que estamos, y aquí las cosas funcionan así.

¿En qué puede beneficiar la casilla del censo a los “iberoamericanos”?

Si estamos censados sabremos cuántos somos y podremos decirles a los políticos cuántos votos tenemos, así podremos participar en política y los partidos se interesarán por los temas que nos afectan; por ejemplo, los hijos de los no europeos no pueden ser británicos, viven en el limbo, y necesitamos cambiar esta situación. Para que nos respeten tenemos que demostrar que votamos. Cuando seamos una minoría reconocida, los gobiernos y las empresas asignarán recursos a dirigirse a nosotros, lo que beneficiará a nuestros negocios. Hasta ahora, no hay ni siquiera un concejal iberoamericano y de las 10 lenguas a las que el gobierno de Londres está obligado a traducir sus documentos oficiales, 9 son asiáticas y la otra es el griego.

Sus objetivos son las 3 R: Regularización, respeto y reconocimiento de la comunidad. ¿En qué centrarán su actividad después de conseguir la casilla en el censo?

El censo no es lo más importante. También estamos luchando por tener un mes dedicado a los iberoamericanos en el que todas las escuelas expliquen nuestra historia y nuestros logros: los iberoamericanos hemos construido Londres y más del 80% de los ingleses tienen ascendencia ibera. Si los negros, los gitanos y los gays tienen su mes, ¿por qué no lo va a tener una de las cuatro minorías más grandes de UK? También queremos que se tome a nuestra comunidad en cuenta para la reconstrucción de Elephant & Castle, igual que en Pueblito Paisa, barrio con importante presencia latina. Y para ello mantenemos reuniones regulares con la alcaldía y otros entes gubernamentales; ya nos hemos reunido con David Cameron.

He leído que quiere dejar el cargo.

Sí, el cargo es rotativo y es el turno de alguien de habla portuguesa.

¿Y qué hará después? ¿Dedicarse a la política, tal vez?

No, no quiero ser candidato ni meterme en política. Mi objetivo con la Alianza era crear este movimiento social. Ahora me gustaría volver a la enseñanza universitaria y conseguir sacar cada día un diario en español y portugués.

¿No considera dos etnicidades diferentes la celta y la íbera, por un lado, y la indígena por otro?

Los Celtas eran un grupo indo-europeo que migraron hacia la península ibérica y gradualmente se integraron con la poblacion local previamente establecida, principalmente los Iberos, formando así el grupo Celtíbero en la parte final de la era pre-cristiana.

De la misma manera estos descendientes de los celtíberos llegaron al continente americano y se mezclaron con los grupos locales y también luego hasta cierto grado con los grupos procedentes del África central creando un nuevo grupo indo-ibero-africano que junto con otros grupos han llegado a constituir un conjunto homogéneo denominado centroamericano, suramericano o caribeño.

Una etnia no es una nación. Todo grupo que tenga una diferencia con respecto al resto, ya sea por razones raciales, culturales, lingüísticas, religiosas o de procedencia puede querer proclamarse como una etnia. Toda etnia, a su vez, puede estar compuesta por otras etnias.

Desde ese punto de vista podemos hablar de cientos de etnias nativas de las Américas (desde los inuits o esquimales, que no son amerindios, hasta los mapuches) así como de numerosas otras etnias de afroamericanos.

También en el caso del Reino Unido se puede hablar de distintas etnias celtas (como los de la isla de Man, los escoceses, irlandeses, de Cornwall, etc.). Igualmente hay muchas nacionalidades ibéricas (catalanes, portugueses, gallegos, vascos, mallorquines, valencianos, etc.), que es algo mayor que etnias.

En Londres hay 300 etnias o más, la mayor parte de las cuales no está reconocida. Colocar un casillero para cada una de ellas es un imposible. Por eso es que todas estas etnias se agrupan en bloques.

Hoy hay un problema pues la mitad de los que no se consideran blancos británicos o irlandeses se tipifican como distintos tipos de ‘otros’.

Lo que queremos es que se cree un bloque en el cual se agrupen, tal como pasa en EEUU y Canadá, a todos aquellos que vienen del mundo hispánico. En EEUU hay más de 50 millones de hispanos y en Canadá un millón. En UK no podemos usar el término hispano pues, a diferencia de esos 2 países, acá la mayoría de nuestra comunidad habla portugués y la comunidad latinoamericana más grande es, por lejos, la brasilera.

Por eso creemos que se debe crear un bloque en el cual se integren a todos los descendientes de la comunidad iberoamericana de naciones, lo cual incluye desde amerindios y afro-descendientes hasta iberos.

A todos nosotros nos conviene ello pues nos daría mayores oportunidades para nuestra gente y permitiría que los de origen afro o indígena tengan un mayor respaldo.

Se dice que los latinoamericanos obtendrán menos beneficios como "iberoamericanos" que como "latinoamericanos", ya que el primero parte de la base de que los ibéricos ya tienen el derecho de residir libremente. También que la Race Relations Act impide que la Iberoamericana sea considerada minoría. ¿Qué hay de cierto en ello?

Una etnia no se basa en status inmigratorio. Dentro de los caribeños hay quienes son británicos por haber nacido en dependencias británicas, que tienen derecho a voto en todas las elecciones o que pueden requerir visa para entrar.

Dentro de los asiáticos y africanos también hay grandes desniveles en cuanto a condiciones inmigratorias. La minoría china está conformada por quienes provienen de las dos Chinas y una gran parte de quienes tienen raíces en Hong Kong, quien fue, hasta hace muy poco, parte de la corona británica.

Si se crease una categoría ‘latinoamericana’ igual hubiese un gran desnivel en la condición inmigratoria. Brasileros y argentinos no requieren de visas y una gran parte de ellos tiene pasaporte europeo. Los andinos requieren visa antes de llegar al aeropuerto.

Hoy hay 6 países latinoamericanos de habla francesa (Guadalupe, Martinica, San Martín, Guyana francesa, San Bartolomé y San Pedro y Miquelón) y otros 5 donde muchos o la mayoría habla papiamento, un derivado del español (Aruba y las Antillas holandesas compuestas por Curazao y otras islas), donde todos sus habitantes tienen ciudadanía europea. Los nacionales de estos 10 países pueden votar y ser elegidos en las elecciones de Holanda o Francia y vivir libremente en cualquier país de la UE.

Nuestras comunidades cambian con el tiempo. Hasta hace un cuarto de siglo los españoles y portugueses no eran parte de la UE y compartían con el resto de latinos la misma condición inmigratoria (habiendo muchos indocumentados y expulsados iberos) así como el hecho de que gran parte de las comunidades iberas se habían formado, al igual que la chilena, escapando de las dictaduras de tipo fascista.

Desde fines de los 1980s llegan muchos refugiados andinos y los iberos entran a la UE. Hoy, sin embargo, con las nuevas restricciones inmigratorias tenemos un significativo número de latinos establecidos (algunos esperando sus papeles) pero de los nuevos que vienen llegando cada vez son más los que vienen con pasaporte europeo. A cada rato me voy topando con un creciente número de ecuatorianos, que pese a sus rasgos quechuas, viene desde España y con ciudadanía del país europeo que más amnistías y papales ha dado a los inmigrantes sudamericanos.

Es posible que hoy haya más latinoamericanos establecidos en UK con un pasaporte ibero o europeo que solo conteniendo un pasaporte de un determinado país latinoamericano. Si sumamos a todos los descendientes de españoles, portugueses, italianos, alemanes y otros europeos en Sud y Centro América que tienen derecho a la nacionalidad europea es posible que el mayor país de la UE lo constituirían ellos.

En cuanto a que los iberoamericanos no pueden ser tipificados como una categoría étnica por esa acta me parece un disparate. Los gitanos, árabes, indios, pakistaníes o bengalíes son tipificados como etnia pese a ser multirraciales. Dentro de los latinoamericanos o los iberoamericanos hay todas las razas, tal como pasa en La India o dentro de los árabes.

Por lo demás a los hispanoamericanos nos conviene mucho estar junto a los brasileros, luso-africanos, españoles y portugueses pues juntos podemos ser una de las 4 principales comunidades en las olimpiadas, podemos conseguir un periodo anual para celebrar nuestra cultura y un súper-festival en el centro londinense, podemos conseguir servicios en nuestras lenguas y podemos conseguir discriminación positiva. Además tenemos la ventaja de estar con un pie en la Unión Europea.

No es posible reconocer a nuestra comunidad dividiéndonos en idiomas (españoles o portugueses) o por continentes (viejo o nuevo mundo) porque los hispanos de América socializamos mucho con los brasileros o españoles (y también portugueses y angolanos) y los brasileros se sienten muy ligados a los portugueses y luso-africanos pues su país tiene al 85% de los lusófonos del mundo.

¿Cómo alguien se atreve a insinuar que unir a los iberoamericanos del viejo y nuevo mundo en una categoría va contra las normas raciales si la mayor minoría étnica fuera del Asia la conforman los 50 millones de hispanos de EEUU, dentro de los cuales hay gente que viene de países de todos los continentes, incluyendo España?

Hay mucha gente que no entiende el concepto "iberoamericano" por vincularlo con la época colonial ¿No cree que un debate público ayudaría a la comunidad en general a entender el punto de vista de AIU?

Cuando los libertadores lucharon por nuestra independencia usaron los términos ‘americano’ para referirse a todo el continente y ‘colombiano’ para referirse a las tierras americanas de lengua ibera. Con el tiempo ambos nominativos terminaron siendo usados ya sea por la mayor republica angloparlante de Norteamérica como por la más poblada republica hispana de Sudamérica.

Ante la carencia de un concepto que integrase a la América de herencia española o portuguesa es que en nuestros propios países surgió el término Iberoamérica. Inicialmente esta denominación se refería únicamente a la suma de los hispanoamericanos y al Brasil, pero con el tiempo Iberoamérica terminó abrazando a Iberia y, en estos momentos, se está expandiendo hasta integrar a todos aquellos países de Asia y África que llegaron a ser gobernados por los virreinatos latinoamericanos.

Iberoamérica no es una imposición colonial. Por el contrario es la ampliación de América Latina hacia sus antiguos dominadores y hacia otras dependencias que antes conformaron su propio mundo político, social y cultural.

Mientras en las comunidades de naciones en torno a Londres, Paris o Ámsterdam la voz cantante la tiene la antigua potencia colonial en Iberoamérica ocurre algo distinto. Esta comunidad no se basa en el dominio de una ex potencia o una lengua. Los únicos 3 países iberoamericanos en el grupo de las 20 potencias son México, Brasil y Argentina, y no España o Portugal.

El término ‘Ibero América’ no lo hemos inventado en Londres. Desde hace 61 años existe la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), un ente cultural que incluye a todos los países de idioma oficial español y portugués en América y Europa y a algunos en África.

Hace 2 décadas se creó la Comunidad Iberoamericana de Naciones, la cual tendrá este año su 20 cumbre anual de mandatarios. El presidente que ha asistido a más cumbres fue Fidel Castro, uno de los fundadores y arquitectos de ésta.

Gracias a las cumbres iberoamericanas que se dieron desde 1991 Cuba, que estaba aislada por el desplome soviético y porque todas las Américas seguían el consenso de Washington, rompió el bloqueo. También gracias a ello América latina pudo empezar a distanciarse de EEUU y acercarse a la UE. Sin la Comunidad Iberoamericana nuestra Américas no hubiesen adquirido el mismo nivel de autonomía diplomática que tienen hoy.

El término más colonial y artificial que existe para designar a nuestra región es el de América Latina. Fue Francia quien lo desarrolló para justificar su invasión de México en los 1860s aduciendo sus derechos sobre las Américas que hablaban una lengua latina y rezaban en el latín católico. No nos olvidemos que los bicentenarios que hoy celebramos se iniciaron cuando los hispanoamericanos se unieron a los españoles para oponerse a la conquista que desde 1808 Francia hizo sobre Iberia.

Esta invención del último imperio monárquico parisino nos separó a los sud y centro americanos de nuestros hermanos hispanos de EEUU (quienes son más que la segunda mayor nación hispana del mundo) y de más de 20 países de habla inglesa u holandesa de América del Sud y Central.

Con la descolonización del Caribe y las Guayanas anglo y holandés hablantes y con el fin de la guerra fría poco a poco ese término queda remplazado por el de Sud y Centro América, Nuestra América o el de América Latina y el Caribe.

Hoy no existe ninguna organización de estados latinoamericanos. Existe la de estados centroamericanos que incluye a Belice anglo-parlante, la de los sudamericanos que incluye a la anglo-parlante Guyana y la holandés-hablante Surinam y la Caricom que integra a países con lenguas latinas y germánicas.

La Alternativa Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA) integra a 5 repúblicas hispanas con 3 Antillas anglo-parlantes.

Este año se creó una comunidad de todos los 33 estados latinos y no latinos al sur de EEUU.

En el caso de UK no podemos hablar de crear una categoría para los que provienen de América Latina y el Caribe porque eso sería ideologizar y desconocer la realidad concreta.

En UK los que provienen del Caribe anglo-parlante son miembros de la Commonwealth, tienen derecho a voto en las elecciones generales (algo que los españoles, incluyendo la vice-primera dama británica Miriam González, no pueden tener) y no tienen muchos problemas con la lengua o la legislación inglesas. Ellos no se consideran latinoamericanos sino caribeños. El carnaval de Notting Hill, pese a basarse en el de Trinidad y Tobago (un país, cuya capital es Puerto España, que llegó a ser parte de la América hispana hasta el inicio de las independencias) no se denomina carnaval sudamericano o latino sino caribeño.

América Latina es una fabricación artificial basada en 3 lenguas (francés, español y portugués). Según el censo pasado había más residentes en UK provenientes de países americanos de lengua oficial francesa que española y la tercera nacionalidad latinoamericana la conformaban los de Saint Lucie, cuyos ciudadanos casi triplicaban al número de ecuatorianos. Sin embargo, el 99% de los hispanoamericanos de UK no sabe ni donde queda exactamente ese país y menos aún han visto alguna vez un ciudadano de ésta. Esto se debe a que los latinoamericanos de habla francesa o criollo-francesa no se juntan con nosotros ni vienen a nuestras instituciones o festivales.

La realidad británica muestra que en todas nuestras iglesias, fiestas, festivales, instituciones, consultorios jurídicos, restaurantes, etc. socializan personas que provienen del mundo de habla hispana y portuguesa. Esto debido a que todos nos entendemos y tenemos problemas comunes: no adaptarse a la lengua, no haber sido nunca gobernados por la monarquía inglesa, ser discriminados por nuestra forma de pronunciar o no entender bien este idioma, etc.

Hoy la valla entre iberos y latinos se va achicando. Cada vez hay más amerindios que vienen a este país con pasaporte español que requieren tanto de los servicios para latinos como españoles y cada vez hay más brasileros y angolanos con ciudadanía portuguesa o europea, que tienen la misma problemática.

Tener un bloque que nos una nos dará más fuerza numérica, votos e influencia política, y nos ayudará para conseguir mejores servicios.

En cuanto al apelativo ‘iberoamericano’ en Londres este viene siendo usado por muchas instituciones. Por el primer y único directorio bilingüe de nuestra comunidad, por la principal institución cultural de nuestra comunidad (la Canning House fundada en 1943), por la principal red de negocios (Cook your Business), las iglesias, por la Policía Metropolitana y su asociación de policías luso-hispanos, etc.

Incluso hasta quienes siguen usando el término ‘latinoamericano’ se ‘iberoamericanizan’. La Casa Latinoamericana, por ejemplo, hace mucho tiempo que es administrada por españoles. La institución latina más antigua del sur de Londres (el Latin American Disable People Project) usa como símbolo un mapa donde se incluyen a los países de habla española y portuguesa de las Américas, Europa y África.

Vuestro periódico, así como muchos otros en Londres, también se ‘iberoamericaniza’. Antes ustedes se llamaban Noticias Latin America y yo me jacto de haber laborado con mis amigos Mónica y Alberto allí. Hoy se llama The Prisma Multicultural paper. Ya escriben notas en inglés y portugués y tienen redactores y público ibéricos así como un contenido más amplio.

Cuando se dieron las elecciones municipales de mayo 2008 en Londres organizamos dos foros electorales iberoamericanos. Entonces les dijimos a los candidatos que nuestra comunidad no solo está compuesta por pocos votantes con ciudadanía británica sino por decenas de miles de electores con pasaporte europeo.

La Universidad de Londres (UCL) ha demostrado que hay más de 250,000 votantes registrados iberoamericanos y eso es una fuerza que pesa.

La naturaleza iberoamericana se la hemos atribuido a todas las asambleas masivas con el alcalde o los presidentes de la asamblea de Londres, las cuales están entre las más grande que esas autoridades hayan realizado en sus gestiones.

La mayor marcha pro-inmigrantes de la historia británica la hicimos el 4 de mayo del 2009 con más de 4,000 insignias o carteles que decían ‘iberoamericanos unidos por reconocimiento, regularización y respeto’.

Todos, absolutamente todos, los contingentes latinoamericanos en esa marcha llevaron esos carteles.

Luego iniciamos la campaña de 10,000 firmas que piden el reconocimiento de la minoría iberoamericana y un mes dedicada a su cultura. No conozca una sola organización comunitaria latinoamericana en la cual todos o gran parte de sus dirigentes o integrantes no la hayan firmado.

La banderola de ‘Iberoamericanos Unidos por reconocimiento’ ha estado presente en todos los grandes festivales latinos del sur y norte de Londres, en los del Brasil, Portugal o Angola.

A fines del año pasado Minka convocó a todos los dirigentes de todas las comunidades de habla española y portuguesa para concertar una agenda ante la alcaldía de Londres. En nuestra lista de discusión había más de 500 personas quienes recibían casi a diario todas las informaciones. Tuvimos 5 reuniones previas además de comisiones y una cita con el vicealcalde.

Todos, absolutamente todos los dirigentes acordaron por unanimidad solicitar que las autoridades nos reconozcan a quienes venimos del mundo de habla hispana y portuguesa como una categoría.

La discusión ha sido democrática y ya se dio muy extensa y ampliamente. Por supuesto que siempre el debate está abierto pero una norma democrática dice que se discute, se vota y se ejecuta la tarea. Nuestra comunidad quiere dejar de ser invisible y eso implica acciones y no un club de debates existenciales sin fin.

¿No cree que cuando se tiene que explicar tanto una etnicidad es porque es irreal, que la gente no se identifica per se con ella?

Por etnia comúnmente nos referimos a un grupo de personas cuyos miembros se identifican entre sí a través de un bagaje hereditario común tal como el lenguaje, la cultura, y una tradición que proviene de origen y antecedentes comunes.

Según el censo pasado la mayoría de los latinoamericanos ni siquiera se identifican como latinoamericanos. Había más gente que se autoproclamaba como sudamericano, concepto que incluye a Guyana y Trinidad, y excluye a América central e Iberia. Hemos descubiertos que los de habla amerindia en su gran mayoría marcan la casilla de indio, a pesar de que ese rango se refiere a los del país de la India.

Según la investigación de la universidad Queens Mary solo uno de cada 7 latinoamericanos encuestados se identifica como tales.

Las identificaciones más fáciles son las que se dan por el color de la piel, el país de procedencia o por la lengua, pero no tanto por continentes o regiones.

Lo que queremos es un bloque en el que se integre a toda nuestra comunidad, la misma que pensamos que es como una mano compuesta por 5 dedos (1- latinos o hispanoamericanos; 2- brasileros; 3- españoles; 4- portugueses; 5- ibero-africanos).

Queremos que en los formularios se coloque una categoría que una a la mano y una sub-categoría para cada dedo para que así a los que quieran identificarse como latinos tengan la ventaja de estar expresados como tales pero también como una comunidad mayor que les potencia en todo aspecto.

En nuestra experiencia hemos visto como masivamente la gente ha suscrito nuestra campaña de firmas por el reconocimiento de la minoría iberoamericana y no hemos visto a casi nadie que tenga problemas con el nombre.

Si hay quienes quisieran agregar a esa palabra la de hispanos, lusófonos o latinos no hay problema. Por ejemplo, los brasileros, portugueses y luso-africanos nos han dicho que para ellos es muy importante colocar el concepto de lusofono y concordamos con su pedido. En EEUU nuestra minoría se llama ‘hispanos, latinos o ascendencia española’.

¿Son positivos todos los avances para la comunidad que integran los iberoamericanos, independientemente de la organización de la que provengan?

Todo aquello que sirve para hace despegar y unir a la comunidad iberoamericana es positivo. Quien pone sus intereses personales o de grupo por encima y en contra de la comunidad le hace un daño.

¿Es Minka el altavoz de AIU? ¿Cuál es la relación entre ambos?

Minka News es un diario pluralista hecho por y para la comunidad, el único con un nombre quechua, aymara o guaraní en el mundo. Algunas ediciones nuestras superan los 100,000 ejemplares.

Minka apoya e integra a la Alianza al igual que las otras organizaciones que la componen, la cual es, como lo dice su nombre, una alianza (no un partido o una institución) que reúne a dirigentes y organizaciones animadas en lograr el reconocimiento, el respeto y la regularización para todos los iberoamericanos y lusohispanos.

¿Alguna reflexión final?

Vuestro medio llega a la gente de izquierda y a través vuestro quisiera hacerles recordar a todo ese sector que la izquierda no busca provocar al resto de la comunidad sino trabajar con ésta. Si hay miles de miembros de su propia comunidad que han participado en marchas y asambleas iberoamericanas y la comunidad quiere una amplia unidad es la izquierda la que más debería ser el campeón de ello, porque si no lo hace o, peor aún, se coloca en contra, corre el riesgo de quedar marginada.

Un dirigente negro y musulmán del Partido de los Trabajadores del Brasil me suele decir que en América Latina hay que reivindicar nuestros ancestros indígenas o africanos tan olvidados, pero que en Europa debemos hacer lo mismo recordando en estas tierras que nuestros ancestros también provinieron de Europa y que no somos ‘recién llegados’ pues aquí también tenemos raíces.

Para conseguir mejores derechos vamos a tener más fuerza si mostramos que en UK tenemos poderosas raíces pues todos los latinoamericanos, aunque tengamos sangre africana o amerindia (cosa que también yo tengo), también tenemos la herencia ibérica en nuestra sangre, nombres o apellidos, lengua, creencias o cultura, y que los iberos fueron los primeros que llegaron a las islas británicas, estuvieron entre los fundadores y constructores de Londres y entre los grandes personajes de la historia británica.

En UK tenemos que aprender a mirar la realidad concreta y vivir de lo que pasa en nuestra sociedad, tenemos que dejar las fórmulas y la estreches de visiones que siguen pensando que aún seguimos en nuestras tierras de origen.

(*) Isaac Bigio ha recibido grados y postgrados en historia y política económica en la London School of Economics, donde también ha ensenado.

 
39133
Loading. Please wait...

Fotos popular