Pravda.ru

Notícias » Mundo


NORIEGA: ¿FUTURO CON EVANGELIZACION O MAS CALABOZO?

05.12.2003 | Fonte de informações:

Pravda.ru

 

El ex gobernante de Panamá, Manuel Antonio Noriega Morena, perdonó de corazón - como una muestra legítima de la vida en libertad que espera encarar, con pureza, dentro de 1500 días - al actor británico Bob Hoskins, quien lo personificó y ridiculizó en el film ""Noriega:El favorito de Dios", según informaciones recibidas desde Miami, Florida, y Santo Domingo.

Noriega, quien fue derrocado y hecho prisionero en 1990, por orden del entonces presidente George H. Bush,no vio la película que dirigió Roger Spottiswoode, pero sus tres hijas, sí. ¡Y por supuesto se la contaron! En esa producción norteamericana, la actriz Denise Blasor encarnó a Felicidad Sierio, esposa de Noriega.

Dos de las hijas, Sandra y Thays (la más joven)viven en la República Dominicana. Pero vienen a verlo a la odiada cárcel "yanqui". Colaboraron, además, para que el padre cobre una jubilación panameña de 1500 dólares mensuales, el máximo que podía otorgarle la Caja de Seguro Social, después de 27 años de servicio militar. Había empezado con 80 dólares, en 1962.

El confinamiento solitario del ex dictador centroamericano está en el Federal Metropolitan Correctional Center, y los guardias lo identifican como el "Preso No. 3869999 - 079". En su celda de dos cuartos pequeños, además de su uniforme de general, hay una bicicleta de ejercicios y una biblia sobre la mesa, agregaron mis asociados.

Pero Noriega se divirtió en el pasado con Hoskins, casi de su edad, por haberlo visto en "Monalisa", en "Don Quijote", protagonizada por John Lithgow, donde encarnaba a Sancho Panza, y en "Mussolini:la declinación y caída de Il Duce", en la que, en el papel del dictador fascista italiano, el artista inglés compartía cartel con Susan Sarandon y Anthony Hopkins.

Cuando el ex Jefe de la Guardia Nacional de Panamá (que fue condenado en 1992 por tráfico de drogas, fraude electoral y otros cargos que sus abogados defensores descartaron) fue visitado en la prisión por el evangelista argentino Luis Palau, entre los pocos temas abordados figuró el del Evangelio.

De acuerdo con lo expuesto luego por Palau aquí y en otros países, Noriega ya no se siente solo en el calabozo, porque experimenta la presencia de Dios en todos los rincones.

"Cuando salga de aquí, le preguntaré a Él qué debo hacer", le dijo a Palau, quien aprovechó para enterarlo de un mensaje de esperanza que le envió a la prisión, el teólogo y filósofo indio Ravi Zacharías.

Pero cuando Noriega sea liberado bajo palabra, probablemente en 2007 - la condena de 30 años fue reducida - deberá enfrentar la atemorizante posibilidad de veinte años más de prisión en su propio país, donde fue acusado de instigar la matanza de militares contrarios a su régimen.

Una de las humillaciones que le infligieron sus antiguos "socios" y que más le habría costado olvidar a Noriega, que años antes había sido recibido con honores por el propio Bush en su oficina de espía, cuando era mandamás de la CIA, es aquella fotografía que dio la vuelta al mundo y que se publicó en la portada de los principales diarios y semanarios de los Estados Unidos y, podría decirse, de numerosos continentes.

Lo mostraba en camiseta, y sosteniendo un cartel que decía:"U.S.Marshall, Miami, FL, 41586-064".

¿No parece una película todo ésto?

Se convirtió así, en Prisionero de Guerra, tras la invasión a Panamá, ocurrida el 20 de diciembre de 1989, cuando unos 30.000 guerreros "gringos" cayeron del cielo para concretar la "Operación Causa Justa". El general Noriega, en vez de luchar hasta morir-o suicidarse, como cuenta la historia de otros gobernantes-, optó por asilarse en la Nunciatura, sin haber hecho un solo disparo.

Ahí se reveló, luego de su rendición, que sólo usaba ropa interior de color rojo "para espantar a los demonios", algo que según el relato de importantes revistas italianas y de otros países, despertó la curiosidad y asombró a las pudorosas monjas (nacionales y extranjeras) que obligadamente debían atenderlo en la embajada del Vaticano...¡incluyendo el lavado de su poca ropa, debido a las circunstancias!

Pocos días después - y mientras desde las inmediaciones las fuerzas ocupantes no dejaban dormir a nadie con la estridente música de "Rock & Roll", difundida por potentes parlantes "around the clock", Noriega,luciendo su uniforme con cuatro estrellas, caminó solo, unos pocos pasos, hacia el primer soldado extranjero.

¡ Lo estaban esperando! Y le interrumpieron la corta marcha, siguiendo órdenes del actual Secretario de Estado, Colin Powell, responsable entonces, de la Jefatura de Jefes del Estado Mayor, el cargo militar más alto de los Estados Unidos, quien a su vez rendía cuentas directamente a Bush.

Por supuesto, las cámaras de los canales de televisión estaban filmando estas escenas documentales, pero casi cinematográficas.

Comenzaba, así, el largo camino de espinas de quien, después del general Omar Torrijos, era el que más poder había acumulado en la pequeña nación centroamericana, la cual, casi durante todo el siglo XX, estuvo dividida en dos por la Zona del Canal, que era territorio estadounidense, como si fuera el estado número 51.

Ahí funcionaba la Escuela Militar de las Américas (trasladada a Ft. Benning, estado de Georgia)de mala fama en Latinoamérica y el Caribe, debido a los sátrapas que surgieron de ella, incluyendo al estrambótico Noriega.

El mundo, mientras llovían las informaciones sobre el detenido Noriega, se hizo numerosas preguntas:si Noriega era budista o ateo, supersticioso, alcohólico, drogadicto, corrupto, afecto a los burdeles, si fue responsable de la muerte de su jefe,y si robó millones de dólares mientras estuvo en la cumbre o desde antes, con la anuencia de Torrijos, quien siempre habría estado siempre enterado de que Noriega figuraba en la lista de agentes de la CIA...¡Y con un buen sueldo!

Otro interrogante es si Bush,Powell y la CIA realmente se enojaron con él, y después de muchos años de cooperación -incluyendo operaciones hostiles encubiertas en Nicaragua -sólo cuando se enteraron de que estaba en tratativas con Japón (y quizás otros países) para construir un Segundo Cana en Panamá, sin el consentimiento de Estados Unidos.Todo lo anterior eran minucias comparado con esta "traición".

Como se vio, Estados Unidos finalmente, se retiró de Panamá a fines de 1999, más tarde de lo fijado en los "Tratados Torrijos-Carter", transfiriendo el canal, que controlaba desde 1914, a los panameños.

¿Tendrá el mundo, dentro de pocos años, un nuevo Evangelizador de habla hispana?

¿O Panamá contará con el preso más importante de toda su historia?

Ben HAMILTON INPA

 
6972
Loading. Please wait...

Fotos popular