Pravda.ru

Mundo

Muralha de Bush: Mais cara e menos estimada que o Canal de Roosevelt

30.10.2006
 
Muralha de Bush: Mais cara e menos estimada que o Canal de Roosevelt

Muralla de Bush: Más cara y menos estimada que el Canal de Roosevelt

Por: Raúl H. Riutor

Corte Culebra, Panamà. (INPA) A principios del siglo XX, los Estados Unidos comenzaron aquí una de las obras más importantes de la historia para el progreso y unión mundiales: perforaron este itsmo y abrieron el Canal de Panamà, gastando, en diez años, casi 400 millones de dólares; y dejando muertos en el intento a millares de trabajadores de diversas nacionalidades, principalmente, de la raza negra.

Ahora, en los inicios del siglo XXI, están dispuestos a desembolsar unos 8,000 millones de dòlares (casi veinte veces màs), no para horadar obstáculos de basalto, como hicieron en este paso, para comunicar los océanos Atlántico y Pacífico, sino para erigir una pared en sus lindes con México, lo que dejará al oprobioso, infame, luctuoso e inhumano Muro de Berlín, como se dice en las fondas locales, " a la altura de un frijol".

"El muro fronterizo más largo del mundo", como ya se lo califica en Latinoamérica, el Caribe, España y en países que siempre observan con atención este continente, medirá - en principio-, cerca de 1,200 kilómetros, en un total de límites comunes de más de 3,200, por lo general, en territorios que fueron de México hasta 1848. El objetivo declarado de Washington es impedir el ingreso ilegal de mexicanos, centroamericanos, sudamericanos (especialmente de Colombia) y de los traficantes de drogas.

Pese a que la construcción de concreto, barras de hierro o acero, alambres de púas, tejidos electrificados como los usados en los campos de concentración nazis, y sistemas de control visual, parecidos los empleados en los bancos de Nueva York y Los Ángeles atravesarán - algunas vallas existentes ya lo hacen-, estados con nombres en español (California, Arizona, Nuevo México, Texas), tanto frente a Baja California, como Monterrey, la ignominiosa tapia no superarà - aún - , a la Gran Muralla de unos 3,000 kilómetros que separó a China de Mongolia y que fue edificada en el siglo III (Antes de J.C.) para detener las invasiones mongólicas. Hoy, es sólo una atracción turística.

En cuanto a la Muralla de Adriano no existen cifras exactas de su longitud. Se sabe que fue una fortificación ordenada por ese emperador romano para contener a los caledonios. Se levantó en Bretaña (Inglaterra), entre 117 y 138, al igual que el Mausoleo de Adriano, en Roma, conmocido mundialmente como el Castillo de Sant´Angelo, la ciudadela que se convirtió en prisión y en refugio de papas.

Si el gobierno de George W. Bush consigue que se arme la mayor parte de la muralla antes de terminar su segundo y último mandato, no faltarán las comparaciones. Una, lo remontaría a la dinastía china Han, que reinó de 206 (Antes de J.C.) al año 220 de nuestra era. Y otra, al citado Adriano, que protegió al Imperio de los bárbaros, quienes, seguramente, no buscaban trabajo, como los emigrantes/inmigrantes actuales, que sueñan con ser parte del Primer Mundo que conquistó la Luna.

Pero al Jefe de la Casa Blanca podría ocurrirle lo que a su antecesor, Theodore Roosevelt, al que se le acredita todo lo legal e ilegal que se hizo para crear un "petit" Estados Unidos en la Zona del Canal, ya desaparecida. El irascible "Teddy" incluso estuvo en estas duras rocas, montado, al comando, "en maniobras", a bordo de una pala mecánica de 95 toneladas; pero la vía interoceánica fue concluida por sus sucesores William Howard Taft (que tampoco le temió a esta selva) y Woodrow Wilson.

Este canal se inauguró oficialmente el 15 de agosto de 1914 y Roosevelt nunca volvió a la pequeña república que ayudò a formarse, ni a este pasaje que ahora, en vez de "Culebra", se llama "Gaillard", nombre del coronel David Dubose Gaillard, ingeniero que estuvo a cargo de las díficiles y macabras excavaciones de esta sección, durante la construcción del canal de 80 kilómetros. Culebra todavía es considerado como la zanja artificial más grande del mundo. Y el canal comenzará pronto a ser modernizado y agrandado.

Roosevelt murió el 6 de enero de 1919. Y no pudo ser testigo de lo que - como buen guerrero -, deseaba: el desfile de la flota estadounidense del Pacífico por las esclusas, algo que ocurrió, sí, pero siete meses después de su entierro.

De numerosas capitales latinoamericanas surge la opinión de que la habilitación de esta vía acuática, imaginada por todas las potencias desde que Vasco Nuñez de Balboa cruzó por aquí en 1513, rumbo al Mar del Sur (hoy Pacífico) fue un gran logro de la ingenieria y un acontecimiento histórico, aunque Colombia perdió su provincia más preciada, con maniobras políticas y militares poco claras.

Pero en 2006, cuando la Unión Europea sigue sumando miembros y eliminando barreras, y la América del Sur la copia - como puede-, con el Pacto Andino, el MERCORUR, etc., aquellos elogios y aplausos se ven menoscabados, desde el Río Bravo al Cabo de Hornos, por la idea del cerco hostil que ya separa, y lo hará más ampliamente, al país más rico del continente y del mundo, de sus vecinos.

Si este canal, fue un emprendimiento benéfico, la muralla generará, con cada poste, cada clavo, cada balde de argamasa, cada armado de hormigón, espinas que el "Tío Sam", deberá, en el futuro, ir sacando de a una, para recuperar la confianza en los Estados Unidos, un país de inmigrantes, preferentemente, extra-continentales.

INPA


Loading. Please wait...

Fotos popular