Pravda.ru

Mundo

Coordenção Colómbia-Europa-Estados Unidos (CCEEU)

29.05.2006
 
Pages: 1234


"Le pregunté, dice Contreras, sobre la relación que él y sus hermanos tuvieron con los hermanos Ochoa cuando eran jóvenes y una de las preguntas que más le enojó al entonces candidato Uribe fue sobre su hermano Santiago, que tiene un negocio en el que cría caballos de paso fino. Yo le pregunté si su hermano tendría algún contacto con la familia Ochoa a través de ese negocio. Y en ese momento comenzó a ponerse muy hostil".


En Marzo del 2002, en plena campaña política por la presidencia de Colombia Uribe le confesó al periodista Joseph Contreras, del diario Newsweek, el haberse reunido con Salvatore Mancuso actual jefe de los grupos paramilitares, cuando él era un ganadero.


Según los periodistas, los vínculos de Uribe con los hombres acusados de narcotráfico no terminan allí. Dos de las personas más cercanas al presidente de Colombia, Fuad Char y Juan Moreno Villa, han sido acusadas por EE.UU. debido a sus relaciones con el tráfico de estupefacientes.


Se dice que Uribe mantiene cierto parentesco familiar con los Ochoa por parte de su madre. Durante su trayectoria en los órganos de poder del estado, Uribe fue construyendo su proyecto de estado fascista (Estado Comunitario), sustentado en elementos como:


1. Centralización absoluta del poder ejecutivo
2. Control y disminución del Congreso
3. Fortalecimiento del aparato militar
4. Desarrollo de la estructura paramilitar
5. Negación de las libertades democráticas
6. Reducción de los derechos del pueblo
7. Vinculación con los sectores más corruptos y violentos de las clases dominantes


Uribe se ha relacionado abiertamente con altos oficiales de las fuerzas armadas acusados por su apadrinamiento con los grupos paramilitares.


Sobre este particular, está documentado que Uribe pronunció un discurso de desagravio al General Rito Alejo del Río, luego de que la justicia Colombiana lo acusara de fomentar el paramilitarismo en Urabá y de que el gobierno de EEUU le retirara el visado por estar involucrado en violaciones de los derechos humanos.


Luego viene la campaña presidencial, donde el poder narcoparamilitar se colocó totalmente al servicio de la candidatura de Alvaro Uribe Vélez, a tal extremo que públicamente lo declararon su candidato . Y es en este periodo donde los nexos, por los hechos, de Uribe con el narcoparamilitarismo se tornan irrefutables.


La organización fundación para la libertad de prensa en su informe de ese año, decía:


"Las elecciones presidenciales del 26 de mayo de 2002 se realizan en medio de la mayor polarizacion política de los últimos años.... Diversas controversias entre el candidato Alvaro Uribe y algunos periodistas han tenido amplio despliegue en a opinión publica".


El 17 de Febrero el columnista Fernando Garavito publicó, en su columna del periódico del Espectador, un cuestionamiento sobre la gestión publica de Uribe y presuntos vínculos de su familia con narcotraficantes en el departamento de Antioquia. Dos días después, el grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia publicó en su página de Internet un comunicado en el que hace un llamado a "los columnista que depuren sus espíritus envenenados" y cita, además de Garavito, al periodista Alfredo Molano.


A finales del mismo mes Gonzalo Guillen, periodista Colombiano que escribe para el diario norteamericano el Nuevo Heráld., realizaba una investigación, en la misma línea de Garavito, sobre el candidato. Según Guillen, Uribe le llamó a su casa para exponer los logros de su trayectoria pública, lo que el periodista interpretó como una invitación a desistir en su investigación. En los primeros días de Marzo, Guillen recibió información extraoficial de organismos relacionados con la embajada norteamericana, según las cuales estaban en riesgo su seguridad y la de Garavito. Ambos periodistas salieron del país por considerar que su seguridad personal estaba en peligro.


A solo una semana de las elecciones, se conoció que el semanario El 'Espectador le solicitó al columnista Fernando Garavito cambiar el contenido de su habitual columna del domingo 19 de Mayo por considerar desproporcionado el tono de la misma, (En la columna Gravito hablaba del hoy Vicepresidente, Francisco Santos, su personalidad y su repentino aprecio por sus secuestradores, los narcotraficantes).


Otro incidente con la prensa en el que Uribe volvió a ser protagonista fue con Joseph Contreras, periodista de Newsweek. En esta oportunidad el candidato suspendió abruptamente una entrevista concedida al reportero por considerar que el cuestionario era sesgado y le faltaba el respeto. En pronunciamientos posteriores, Uribe dijo que el periodista de Newsweek buscaba "enlodar su nombre".


Diez días antes de la primera vuelta electoral. Contreras publicó el libro " El Señor de las Sombras", biografía no autorizada de Álvaro Uribe Vélez, texto que ha sido objeto de veto en su distribución por parte de algunas de las mas importantes librerías del país; incluso, según denunciaron ejecutivos de la editorial, en algunos de los lugares donde devolvieron el libro se recibieron anónimas llamadas intimidantes.


El 23 de Marzo el informativo de televisión Noticias Uno publicó una crónica sobre los presuntos vínculos de la familia de Uribe con narcotraficantes y sobre presuntas irregularidades en actuaciones del candidato cuando fue director de la Aeronáutica Civil. Dicho informe se emitió sin recabar la posición del candidato, pues este no acepto ninguna de las insistentes entrevistas que le propuso el medio con el fin de aclarar la información que se tenía. Al día siguiente, a través de emisoras de radio de

Pages: 1234

Loading. Please wait...

Fotos popular