Pravda.ru

Mundo

Caso Posada Carriles: Entrevista com José Pertierra

15.04.2007
 
Pages: 12345

Y Ricardo dice: "mi jefe es Luis Posada Carriles." Hay una expresión, en español, para advertir que algo es muy evidente: se cae de la mata. Yo creo que ese tipo de confesión muestra, cayéndose de la mata, que Posada Carriles y Hernán Ricardo son individuos que en el año 1976 estaban entrenados en el uso de explosivos y estaban inspirados para cometer actos terroristas por la CIA. No cabe duda ninguna.

Otro dato curioso. En Venezuela, donde estuve recientemente, vi la libreta de direcciones y teléfonos que tenía Ricardo cuando fue capturado en Trinidad después de haber puesto la bomba.

En la primera página está el nombre y el apellido de un diplomático norteamericano de la embajada norteamericana en Caracas, Joseph Leo. Ahora, no estoy diciendo que Joseph Leo es de la CIA, pero nadie pudo negar que este hombre era un funcionario de la embajada norteamericana.

Yo me pregunto, ¿qué hace un terrorista que acaba de poner una bomba, que acaba de matar a 73 pasajeros, con una agenda que tiene en primera página el nombre, el apellido y teléfono de un diplomático americano en la embajada en Venezuela?

P: Todavía tienen una obligación las autoridades estadounidenses en cuanto a la ley internacional para enjuiciar a Posada. ¿Que se puede hacer para lograr la justicia?

La solicitud de extradición que presenta Venezuela se basa en tres diferentes instrumentos legales.

Uno, por supuesto, es el tratado de extradición entre Venezuela y Estados Unidos, firmado en 1922. También nos basamos en otro instrumento legal, el Convenio para la Represión de Actos Ilícitos contra la Seguridad de la Aviación Civil, suscrito en Montreal en 1971. Y un tercero: el Convenio Internacional para la Represión de los Atentados Terroristas Cometidos con Bombas, suscrito en el 2001, que tiene carácter retroactivo.

El artículo 7 del Convenio de Montreal, dice textualmente, "el estado contratante en cuyo territorio se ha hallado el presunto delincuente" —en otras palabras, Estados Unidos— "si no procede a la extradición del mismo, se someterá el caso a sus autoridades competentes a efectos de enjuiciamiento sin excepción alguna, y con dependencia que el delito haya sido o no cometido en su territorio."

Ahora, qué quiere decir eso. Que si Posada está en Estados Unidos y cometió el delito en Venezuela, o donde sea, y no quiere los Estados Unidos extraditarlo a Venezuela, sin excepción alguna, tiene que procesar a ese individuo en territorio estadounidense.

El artículo 8 del Convenio Internacional para la Represión de Atentados Terroristas Cometidos con Bombas dice lo mismo.

Si no lo extradita a Venezuela, EEUU tiene la obligación legal de procesar en su territorio a Luis Posada Carriles por la voladura del avión, 73 casos de homicidio, incluyendo una niña Harry Paul, uno de los pocos cadáveres que fueron recuperados en el mar. Cualquier persona que vea las fotos de esa niña y en qué estado quedó después de la bomba, no vacilaría en pedir justicia a la Casa Blanca. De esa criatura, sentada en asiento contiguo al de su abuela y su madre, muy cerca de donde estalló la primera bomba, solo quedó un cráneo sin cerebro y un fragmento de su pecho, sin intestino, sin corazón, sin nada.

P: Muchos activistas estuvimos en frente de la corte de inmigración donde se encontraba Posada durante las vistas legales. Y montamos un muro en frente de la corte para enseñar las fotos de las víctimas de Posada. Así pudimos llegar a la prensa y al público por la televisión con la verdad de los crímenes de Posada, las acusaciones que no hacía la fiscalía dentro de la Corte. ¿Qué sugiere usted que debemos hacer para continuar esta lucha?

R: Seguir con este tipo de acciones.

El pueblo tiene que protestar. Sus voces deben ser escuchadas, hay que mandar cartas a los editores, hay que presionar a los medios de comunicación. Nos aturden en los noticieros con historias inconsecuentes –que si se afeitó la cabeza Britney Spears o si una astronauta se ponía pañales para matar a una mujer que le había quitado el novio-. Tratan a los estadounidenses como idiotas para evadir verdaderos escándalos, como lo son, sin dudas, que el gobierno norteamericano mantiene en la cárcel a Cinco luchadores contra el terrorismo y que ha amparado por décadas al Osama Bin Laden de América Latina.

P: Muchas gracias.

Pages: 12345

Loading. Please wait...

Fotos popular