Pravda.ru

Mundo

Caso Posada Carriles: Entrevista com José Pertierra

15.04.2007
 
Pages: 12345

Creo que hay un entendimiento, no escrito, pero un entendimiento entre el gobierno y Posada, de que a Posada lo van a tratar bien los estadounidenses mientras esté en territorio de los Estados Unidos, a cambio de que Posada no cuente lo mucho que puede contar sobre los servicios de inteligencia norteamericano. Date cuenta que Posada, por su propia admisión, es un individuoque ha trabajado con la CIA desde por lo menos 1962.

Es un individuo que fue a Venezuela enviado por la CIA en los años 70 para dirigir la operación contra-subversiva en Venezuela, y para capturar y torturar a individuos que estaban buscando un cambio social en la Venezuela de los años 70. Es un hombre que ha trabajado estrechamente con los servicios de inteligencia de los Estados Unidos desde que comenzó su carrera.

Tiene muchísimo que contar y sería muy delicado para los Estados Unidos que se divulgara.

Entonces, no me sorprende que los Estados Unidos hace lo mínimo posible para mantener a Posada preso, ya que políticamente no les conviene soltarlo, pero no extraditarlo o procesarlo como asesino.

Por eso, tú ves, que primero, se inicia un trámite inmigratorio, y posteriormente se inicia un proceso penal, pero se limita a una acusación de que Posada no es terrorista, sino mentiroso.

P: Puede usted hablar sobre los atentados de Posada contra Cuba, realizados por mercenarios en los años 90, y ahora, la investigación que se está realizando en New Jersey sobre esos crímenes?

A: En los años 90, Cuba pasó una etapa económica muy dificil, que fue la etapa económica del período especial cuando se desmoronó el campo socialista y los países que comerciaban con Cuba, cambiaron dramáticamente de gobierno.

Se acabaron estas relaciones comerciales, y el pueblo cubano pasó muchísimo trabajo porque no tenían recursos, no había petróleo, no había combustibles, ni alimentos muchas veces.

Cuba se abrió al turismo como jamás se había hecho desde el triunfo de la Revolución el primero de enero del 1959. Se abrieron nuevos hoteles, y turistas empezaron a llegar a la Habana y a otras ciudades en Cuba.

Y al mismo tiempo que esto estaba ocurriendo, varios grupos de origen cubanos en Estados Unidos decidieron desatar una ola de violencia contra el sector turístico en Cuba. El terrorismo siempre ataca a civiles indefensos pero tiene un fin político. Y el fin político en este caso era aterrorizar a turistas que quisieron ir a Cuba.

Posada en ese entones, estamos hablando del año 1997, estaba en Centroamérica. Estuvo en Guatemala, en Honduras, en El Salvador. El se movía de un país a otro con pasaportes falsos. Posada era el autor intelectual atrás de toda esa ola terrorista.

Lo interesante es que han descubierto que el dinero de organizaciones de origen cubano en Estados Unidos, específicamente en New Jersey y en Miami, fue enviado a Posada por cable, mientras que Posada estaba en Guatemala.

Con ese dinero Posada empleó a ciertos mercenarios centroamericanos, específicamente guatemaltecos y salvadoreños, para llevar a Cuba explosivos que detonaron en los mejores y más lujosos hoteles y cabarets cubanos.

Ese hilo de dinero, si sigues el dinero tú te das cuenta que estas organizaciones de New Jersey y Miami le mandaban el dinero a Posada, Posada empleaba a esta gente en Centroamérica, ellos se iban a Cuba y detonaban la bomba.

Posada, después de estallar todas estas bombas, parece que quería que le dieran más dinero por su campaña exitosa que estaba llevando a cabo. Estaba bastante molesto y le dió una entrevista en 1998 a dos periodistas del New York Times, Larry Rohter y Ann Louise Bardach. El dijo que era el autor intelectual de esta ola de terror. Y también les dijo que estaba recibiendo dinero de ciertas organizaciones en los Estados Unidos.

El New York Times publicó esa historia. Ahora el FBI con un fiscal en New Jersey, han abierto una investigación de un gran jurado para examinar la evidencia que existe a fines de posiblemente encausar a Posada y a otros, por esa ola terrorista que resultó en el asesinato de un italiano en Cuba, quien se llamaba Fabio Di Celmo. El gran jurado todavía está por pronunciarse, no sabemos si lo van a encausar o si no lo van a encausar.

Estados Unidos es un país lleno de contradicciones. Yo estoy convencido de que a pesar de que es evidente que la Casa Blanca pretende amparar a su terrorista preferido, Luis Posada Carriles, al mismo tiempo estoy convencido de que hay fiscales de buena voluntad que trabajan en el Departamento de Justicia y que toman en serio el hecho de que ese departamento se llama Justicia, y que ellos por su propia cuenta han querido llevar a cabo una investigación de esta índole.

Sin embargo, la decisión final de qué pasa aquí yo creo la tomará la Casa Blanca, igual que en el trámite inmigratorio. Los fiscales del Departamento de Seguridad no podían actuar de su propia cuenta, sino, tenían que seguir instrucciones específicas de la Casa Blanca antes de actuar.

El asesinato de Fabio Di Celmo es un crimen horroroso. Era un señor que estaba tomándose un trago en un bar de un hotel. Estaba de vacaciones cuando estalló esa bomba que lo mató. Y ese crimen no debería quedarse impune. Posada Carriles debería ser encausado no solamente por la voladura del avión en Barbados, sino por el asesinato de Fabio Di Celmo y me encantaría que lo encausaran por ese delito también.

P: El terrorista Santiago Alvarez trajo a Posada secretamente en su barco Santrina a Miami en marzo del 2005. Después, Alvarez fue arrestado por un armamento que tenía en Miami. Que piensa usted del trato gubernamental a Santiago Alvarez? A pesar de ser cómplice de Posada, el gobierno está reduciendo la sentenciaya tan ligera de Alvarez por posesión de armas.

Pages: 12345

Fotos popular