Pravda.ru

Mundo

O Plano Bush e Direitos Laborais em Cuba – Ignorância ou Neo-Liberalismo?

05.11.2006
 
Pages: 1234567

iv. En la entidad empleadora se constituye el órgano primario para la solución de conflictos laborales que en el proceso de trabajo se generan.

v. Y algo muy importante, le brinda tratamiento laboral al trabajador que por alguna causa es devuelto, o en caso de ocurrir algo tan normal en procesos de inversión, sujetos a las variables del mercado o a los efectos del bloqueo, como la extinción del negocio, la entidad empleadora le garantiza a los trabajadores el tratamiento laboral y salarial que le corresponde ante esta contingencia, brindándole correspondiente amparo.

vi. A su vez, ha permitido conciliar los intereses de todos los que intervienen en la inversión, los del empresario, los del trabajador, los intereses del país, a la vez que ha sido un vehículo para cumplir el principio recogido en el artículo 30) de la Ley para la inversión extranjera, en el orden de que en esta actividad, debe cumplirse la legislación laboral y social vigente en el país, lo que también distingue nuestro proceso de inversión extranjera de otros.

Continuando con el análisis del engendro firmado por Bush, exige que se ha de trabajar con ONG´s y otras partes interesadas para que un representante laboral independiente de Cuba o un representante laboral del "exilio" hable en conferencias de la OIT. ¿Se omite por ignorancia a los representantes actuales del Gobierno, del sector empresarial y de los sindicatos cubanos ante la OIT?. ?Tendrán representatividad aquellos que no tienen mandato cierto o base social, existen sindicatos fuera de los centros de trabajo?. ¿Se desconoce que cerca del 98% de los trabajadores cubanos se encuentran afiliados en sindicatos?.

Con estas recomendaciones se desconoce que los sindicatos se desarrollaron en Cuba con un criterio particular de unidad y de representatividad como respuesta a la aplicación de políticas similares a las que se proponen, surgiendo este criterio incluso antes del triunfo de la Revolución.

Es de recordar que todo sindicato debe tener su existencia en un centro laboral, debe también tener afiliados que lo nutran y brinden base social, deben tener dirigentes electos por la amplia mayoría de los trabajadores, deben tener como fuerza dirigente personas que realicen labores reconocidas. Así ocurre en los sindicatos en nuestro país.

Las reales organizaciones sindicales en Cuba, también han ejercitado variadas formas de participación en los procesos laborales que permiten su acción y la de los trabajadores en la gestión social, siendo un ejemplo típico loa procesos de concertación de los convenios colectivos de trabajo. Ejemplo de formas de participación lo constituyen también las asambleas por la eficiencia económica, en la que la administración rinde cuenta de su gestión ante los trabajadores y en las que se analizan posibles formas de perfeccionamiento del proceso de trabajo.

Otro ejemplo lo es que toda norma jurídica laboral de amplia trascendencia para los trabajadores se discute con éstos y con sus organizaciones.

No es de obviar tampoco que los pronunciamientos de los Congresos Obreros constituyen fuente de derecho para los organismos correspondientes del Estado, los que deben brindar respuesta en su actuar a los mismos.

Otro ejemplo es que al producirse un proceso de racionalización de plazas, la organización sindical participa primero en su aprobación, y después en la determinación de quienes quedan ocupando o no las plazas correspondientes. Participa también la organización sindical en la solución de los conflictos laborales que tienen lugar en los centros de trabajo, al ser parte un miembro del ejecutivo sindical del órgano de solución de conflictos que se constituye. Participan en la formación de los órganos judiciales, mediante la elección de los jueces legos.

Es decir, que el sindicalismo hoy en Cuba tiene vida propia y participa en los procesos de gestión y de toma de decisiones, propiciada por el escenario donde se desenvuelve, en el que no han existido políticas de corte neoliberal.

¿Qué efectos han provocado en los sindicatos en la región latinoamericana recetas como las sugeridas para nuestro país?.

El Neoliberalismo plantea la exclusión o la disminución de la acción de las organizaciones sindicales de los trabajadores en el establecimiento y cumplimiento de las relaciones laborales; plantea transformaciones en el espacio natural donde han actuado estas organizaciones, provoca modificaciones en la estructura sindical y en su membresía. Al atomizarse la fuerza laboral la defensa de los intereses colectivos e individuales de los trabajadores se ha dificultado por parte de las organizaciones sindicales, así se observa que la tasa de sindicalización en muchos países de la región no rebasa el 15% de la fuerza laboral, siendo casi inexistente en el creciente sector informal.

En Estados Unidos con la aplicación de modelos económicos como los recomendados la tasa de sindicalización no rebasa el 10% de la fuerza laboral, en variadas disposiciones se prohíbe la formación de sindicatos en determinados escenarios y en otros la formación de la organización sindical debe ser autorizada por el sector empresarial, que en la práctica la prohíbe.

Estos ejemplos también nos conducen a otra conclusión, mantener nuestro actual proyecto social.

Pages: 1234567

Fotos popular